Cuando vemos la Luna llena, estamos viendo la quinta parte del continente africano.