Dentro de pocos años, no habrá nadie vivo que haya estado en la Luna. Sólo doce personas la han pisado. De los que quedan vivos, todos hombres, todos son mayores de 75 años.