La psiquiatría se enfrenta a casos muy raros, como la Dumasaphobia, que es el miedo a cometer cosas estúpidas y la Allodoxaphobia, que es el pánico a las opiniones ajenas.