El Papa León XXIII apareció en un cartel recomendando el consumo de vino Mariani, una bebida preparada con hoja de coca.