Antiguamente se le llamaba Zar al Emperador de Rusia. Ese título lo llevaba primero el soberano de Bulgaria, pero al ser derrotado por los rusos, el nombre pasó al gobernante de éstos últimos.