Mohamed III de Turquía, en 1595 asumió el poder y para que nadie se lo quitara mandó matar a sus 19 hermanos. Sin embargo, murió a los pocos años.