La expresión “estoy sin lana” para indicar que no hay dinero, se acuñó en la gran depresión de los Estados Unidos. Los maquiladores chicanos de lana al no poder pagar sus deudas decían así por carecer de materia prima.