Las personas seguras de sí mismas pisan fuerte al caminar con los talones primero. La mayoría pone toda la planta del pie al dar un paso, y las tímidas e introvertidas, posan primero los dedos del pie.