No existe premio Nóbel en matemáticas, ya que Alfred Nóbel, creador de esos premios, creía que su esposa lo engañaba con un matemático.