Las niñas comienzan la pubertad dos años antes que los niños y alcanzan su estatura máxima a los 16 años de edad.