Isaac Newton pasaba mucho tiempo haciendo cálculos religiosos. Predijo la caída de la Iglesia católica entre los años 2035 y 2054.