En 1999, el holandés Ter Kuile recibió una carta de la compañía de gas donde le pedían que fuera a sus oficinas. La fecha del matasellos era del 2 de enero de 1943, ¡El aviso llegó 56 años después de que fuera enviado!.