Sólo las mujeres y las yeguas poseen himen, o sea, la membrana que cubre la entrada vaginal de las que son vírgenes.