De toda el agua que hay en el mundo sólo el tres por ciento es dulce y de ese tres, dos terceras partes corresponden a agua congelada.