Una libélula vive aproximadamente 4 meses, pero las larvas o ninfas viven hasta 5 años en el lodo.