La palabra “morral” viene de la bolsa que se pone en la cabeza de los caballos para que coman y cuya correa está alrededor de su cuello y sostenida por el “morro” (músculo por debajo de la crin).