Las dos vigas de madera o aluminio, largas y paralelas de una escalera, se llaman “zancas”, y la serie de pequeños travesaños que tienen a lo largo de las zancas, se llaman “peldaños”.