Las carabelas se caracterizan por tener tres palos o mástiles. Eran unos barcos de vela rápidos y ligeros, por eso eran aprovechados para viajes muy largos.