A la tan cotizada seda artificial se le conoce como rayón, una tela muy utilizada y mucho más barata que la seda.