El Taj Mahal fue construido entre 1631-1654 por el emperador Shah Jahan, en honor a su esposa favorita Mumtaz Mahal, quien murió en el parto de su hija decimocuarta.