Los juegos olímpicos se iniciaron en el año 776 antes de Cristo en Olimpia, Grecia, y durante varios años fueron los festivales más grandes de la antigüedad.