Los primeros carteles publicitarios nacieron en el siglo XIX en Europa. Eran trazados y dibujados a mano, y se utilizaban principalmente para anunciar las funciones de los circos.