En el himno nacional mexicano cantamos: “El acero aprestad y el bridón”. Eso quiere decir: “preparen la espada y pónganle la silla y la brida (freno y riendas) al caballo para combatir al enemigo.