El símbolo biológico del sexo femenino, un círculo sobre una pequeña cruz, representa el espejo de mano de la diosa Venus.