Si usted quiere decirle “naco” o “corriente” a una persona que es vulgar, pero en una forma culta y educada, dígale “zafio”, que quiere decir tosco, inculto y vulgar.