“Esta frase tiene exactamente cuarenta y cinco letras” (cuéntalas y verás que tenemos razón). A este juego de palabras se le llama frase autorreferente.