Cuando escribimos en un teclado, el 56% del trabajo lo hace la mano izquierda.