La fobia más común que existe en el mundo es la algo-fobia, que es el miedo al dolor.