El pie de un persona mide exactamente lo mismo que su antebrazo, desde el codo hasta la muñeca.