Es imposible que una persona pueda suicidarse aguantando la respiración, la falta de oxígeno hace que el cerebro mande la señal de abrir la boca instintivamente y tomar una bocanada de aire.