La palabra “adolescente” significa en griego “adolecer” o sea, “una falta de madurez física y de desarrollo”, y representa el tiempo de transición de la niñez a la etapa adulta.