Para adelgazar un kilo de peso, hay que quemar más de 7,000 calorías.