Cuatro años fueron los que duró el célebre pintor Leonardo Da Vinci en pintar su más famoso cuadro “La Gioconda”.