El escorpión coloca su esperma en el suelo y la hembra se arrastra sobre él para quedar encinta.