Las gacelas no toman agua, pues extraen la humedad que necesitan de sus alimentos.