Cuando los renacuajos o crías de ranas nacen, no tienen patas y respiran con bronquios como lo hacen los peces. Conforme van creciendo y les salen las patas, empiezan a respirar con pulmones.