Las ranas trepadoras pueden subir a los árboles gracias a que poseen una especie de discos de succión al final de cada uno de sus dedos.