Los elefantes están cubiertos de pelo, aunque no se aprecia a simple vista por ser muy fino.