A pesar de que los pericos tienen fama de ser muy habladores, en realidad su vocabulario no pasa de tener más de veinte palabras a lo mucho, y éstas son muy simples, como “agua”, ¿quién?, “hola”, etc.