Al tiburón limón le crece un nuevo juego de dientes cada dos semanas. Por lo tanto, al año le crecen 24,000 nuevos dientes.