El veneno de las hormigas (el ácido fórmico), es un excelente antídoto contra el reumatismo. Los científicos de la Universidad de Wisconsin estudian una pomada con ese ingrediente para los reumáticos.