Una águila adulta de gran tamaño, posee la fuerza necesaria para levantar fácilmente en vilo con sus garras a un cordero o a un mono.