Los leones no bostezan por tener sueño, sino que lo hacen cuando planean hacer algo o atacar.