El elefante bebé no mama con la trompa, sino que aplica directamente la boca en las mamas que la madre tiene entre las extremidades delanteras y pone su pequeña trompita sobre su cabeza.