Las uvas explotan cuando se les pone medio minuto en el horno de microondas. Los azúcares y las sustancias que se fermentan para producir el vino, crean una mini bomba que se activa con el calor.