En Holanda se comercializa un licor hecho de marihuana: se le conoce con el nombre de El Kierewiet.