La caña de azúcar se originó en Asia. Los árabes la trajeron a España y luego Colón la trajo a América, de su pulpa se extrae tres cuartas partes de la producción mundial de azúcar.