Los antioxidantes contenidos en las nueces son entre 4 y 15 veces más potentes que la vitamina E. Por eso es muy recomendable comerlas para retrasar el envejecimiento.